Caritas Buenos Aires

Diálogos para el Alma: “Mentiras del enemigo" (Meditación – 40º semana)

En estos momentos de prueba y tentación, oigo en mi mente ideas que vienen a susurrarme algo así: “Estás completamente acorralado y no tienes salida. Creyentes más fuertes que vos han sucumbido en circunstancias menos difíciles. Ahora te toca caer a ti. Eres un fracaso, de otra manera no estarías pasando por esto. Algo está mal en tu vida y Dios está desconforme contigo”. Lo peor de estos pensamientos es no estar seguro si vienen de Dios, de mi mismo o de otra fuente. Cansado de esta batalla mental, decidí pedirle a mi Biblia que me ayudara a discernir. Entonces me respondió:

– En medio de su prueba, Ezequías (2Reyes 19) reconoció su incapacidad. Este rey se dio cuenta de que no tenía la fuerza para detener las voces de ira en su contra, voces de desánimo, de amenazas y de mentiras. El sabía que no podía librarse de esta batalla, así que pidió intercesión (v4) y buscó al Señor en oración para que lo ayudara (v15). Y Dios le respondió enviándole al profeta Isaías con este mensaje: “El Señor ha oído tu clamor. Ahora, dile a Satanás que está a tu puerta: “Eres tú el que caerá, por el mismo camino por donde viniste, te irás.”

– ¿Es decir que estos pensamientos de desanimo provienen del mal espíritu?

– Es claro y Ezequías por poco cayó en el truco del enemigo. El hecho es que si no te pones de pie para enfrentar las mentiras de Satanás, si en tu hora de crisis no te agarras de la fe y recurres a la oración, si no buscas obtener fuerzas de las promesas de liberación que Dios te ha dado, el diablo se reirá de tu débil e inconstante fe e intensificará sus ataques contra ti.

– ¿Cómo es eso de enfrentar las mentiras de diablo?

– Ezequías cobró valor por la palabra que recibió y fue capaz de decirle con firmeza a Senaquerib: “Rey diablo, tú no has blasfemado mi nombre, sino el de Dios mismo. Mi Señor me librará. ¡Y porque blasfemaste su Nombre, enfrentarás su ira!”

– Entonces, al ser yo hijo de Dios, ¿sus mentiras atentan contra quien es Dios en realidad?

– Esa es la clave. La historia nos dice que esa misma noche, Dios libró sobrenaturalmente a Ezequías y a Judá: “Y aconteció que aquella misma noche salió el ángel del Señor, y mató en el campamento de los asirios a ciento ochenta y cinco mil; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos.” (2 Reyes 19,35)

– ¿Cómo actúa la obra redentora de Jesús?

– Esperaba que me preguntaras por Él. Jesús nos enseña claramente que el diablo quiere desfigurar la imagen de Dios, por medio de la mentira, inclusive al mal interpretar la verdad de la Palabra (Lucas 4,1-13). Hoy, los creyentes no están de pie sólo sobre una promesa sino sobre la sangre derramada de Jesucristo. En esa sangre tienen victoria sobre todo pecado, tentación y batalla que todo creyente diariamente enfrenta.

– ¿Hay algo en mí que le sirva al mal espíritu para engañarme?

– Tú haz recibido una carta del diablo, que aprovechando tu baja estima, busca bajonearte más. En cambio a una persona orgullosa, le inflará el ego. Te pregunto: “¿Crees que Dios tiene el conocimiento anticipado de cada una de tus pruebas, cada uno de tus torpes movimientos, cada una de tus dudas y temores?

– ¡Sí Creo!

– Entonces cuentas con el ejemplo de David, el cual oró: “Este pobre clamó y el Señor lo escuchó, y lo salvó de todas sus angustias”. (Salmo 34,7).

– Gracias Biblia, fue bueno consultarte.

 

PD: “Cualquier semejanza con tu realidad, es pura Providencia” (dalugas@gmail.com)

Bocados para el Alma - Caritas

 

Para meditar en comunidad o en la intimidad de tu corazón: 

¿Alguna vez te enfrentaste a estas pruebas? ¿Qué angustias ocurrían en tu vida?

¿En qué ejemplos podemos encontrar las mentiras y los intentos de Satanás por desfigurar la imagen de Dios?

 

“Señor, se que estás conmigo y me ayudarás a auyentar las mentiras de Satanás. Mal espíritu, te irás por el mismo camino por donde viniste.”

 

caritasbsas

-->