Caritas Buenos Aires

Bocados de Ánimo: “Una carrera” (Meditación – 9º semana)

¡Era una vez una carrera de ranitas!
El objetivo era alcanzar lo alto de una gran torre.
Había en el lugar una gran multitud de espectadores. Algunos para observarlas y otros para alentarlas.
Comenzó la competencia.
Pero como los espectadores no creían que las ranitas pudieran alcanzar lo alto de aquella torre, lo que más se oía comentar era: “¡Que pena! Esas ranitas no lo van a lograr… no van a poder…”
Poco a poco, las ranitas comenzaron a desistir.
Pero había una que persistía y continuaba la empinada subida en busca del logro.
La multitud continuaba murmurando:
“¡Que pena!, las ranitas no lo van a conseguir… ¡no van a poder!…”
Y las ranitas iban exactamente desistiendo, una por una…
…menos aquella ranita que continuaba perseverando… cada vez más segura.
Al final de la competencia, todas desistieron, menos ella, que alcanzó la meta.
La curiosidad se apoderó de todos.
Querían saber lo que había ocurrido, pues se preguntaban: ¿Cómo lo logró?
Y cuando fueron a preguntarle a la ranita ¿cómo lo había conseguido?
…fue donde descubrieron… ¡que era sorda!

Piedra libre a:

Sé “sordo” cuando alguien te dice que tú no puedes realizar tus sueños…
Seamos cuidadosos con lo que decimos. Piensa que tus palabras tienen el poder de dar vida y muerte.
Que tu boca siempre tenga unas palabras de aliento para todos aquellos que cruzan tu camino.
Pero también… ¡Cree en Ti mismo! ¡Cree!  …o de lo contrario, debes hacerte el sordo a los comentarios despectivos.
Si no usas tu sabiduría para crear cambios positivos sigues siendo parte del problema, no de la solución….

Yapitas bíblicas:

“La gente comenzó a reprender al ciego para que se callara, pero él, en cambio gritaba más fuerte todavía” (Marcos 10,46-52).
Otros: (2 Pedro 3,15-16).  (Eclesiástico 37,12-18).

“Cualquier semejanza con tu realidad es pura Diosidencia.” (dalugas@gmail.com).

caritasbsas

-->