Caritas Buenos Aires

Bocados de Ánimo: “Luciernagas” (Meditación – 30º semana)

Cuenta la leyenda que una vez una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga. Ésta huía rápido con miedo a la feroz predadora y la serpiente al mismo tiempo no desistía.

Huyó un día y ella la seguía, dos días y la seguía… Al tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y le dijo a la serpiente:

– ¿Puedo hacerte tres preguntas?
– No acostumbro dar este beneficio a nadie, pero como te voy a devorar, puedes preguntar, contestó la serpiente.
– ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia? -preguntó la luciérnaga
–  ¡No!, contestó la serpiente.

– ¿Yo te hice algún mal? -dijo la luciérnaga
– ¡No!, volvió a responder la serpiente.
– Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo?
– ¡Porque no soporto verte brillar!

Piedra libre a:  

Muchos de nosotros nos hemos visto envueltos en situaciones donde nos preguntamos: ¿Por qué me pasa esto si yo no he hecho nada malo, ni daño a nadie?
Sencillo es de responder: ¡Porque no soportan verte brillar!

Cuando esto pase, no dejes de brillar, continúa siendo tú mismo, continúa y sigue dando lo mejor de ti, sigue haciendo lo mejor, aunque te lastimen o hieran, sigue brillando y no podrán impedirlo porque esa es tu esencia, naciste para brillar.

Da siempre lo mejor y lo mejor vendrá

A veces las personas son egoístas, ilógicas e insensatas. Aún así… Perdónalas.

Si eres amable, las personas pueden acusarte de egoísta e interesado.

Aún así… Sé amable.

Si eres un vencedor, tendrás algunos falsos amigos y algunos enemigos verdaderos. Aún así… Vence.

Si eres honesto y franco, las personas pueden engañarte. Aún así… Sé honesto y franco.

Lo que tardaste años en construir, alguien puede destruirlo en una hora.

Aún así… Construye.

Si tienes paz y eres feliz, las personas pueden sentir envidia. Aún así… Sé feliz.

El bien que hagas hoy, puede ser olvidado mañana. Aún así… Haz el bien.

Si das al mundo lo mejor de ti, eso puede que nunca sea suficiente. Aún así… Da lo mejor de ti mismo.

A fin de cuentas… todo es y será entre tú y Dios. Nunca fue entre tú y ellos.
Se siempre auténtico, aunque tu luz moleste a los predadores.

Por último recuerda que en la Biblia se identifica al diablo con la serpiente que intenta apagar la luz que hay en los hijos de Dios, pues no soporta verlas brillar.

Yapitas bíblicas:

“Si el mundo los odia, sepan que antes me odió a mí. No sería lo mismo si ustedes fueran del mundo, pues el mundo ama lo que es suyo. Pero ustedes no son del mundo, sino que yo los elegí de en medio del mundo, y por eso el mundo los odia. Acuérdense de lo que les dije: el servidor no es más que su patrón. Si a mí me han perseguido, también los perseguirán a ustedes. ¿Acaso acogieron mi enseñanza? ¿Cómo, pues, acogerían la de ustedes?” (Juan 15,18-20).

Otros: (2Corintios 4,1-4) (Sabiduría 2,12-24)  (1Juan 4, 4-6.17-18) (Juan 14,15-17) (Mt. 5,14 / Jn. 12,46 / Lc. 16,8).

“Cualquier semejanza con tu realidad es pura Diosidencia.” (dalugas@gmail.com).

caritasbsas

-->