Caritas Buenos Aires

Diálogos para el Alma: “Determinación" (Meditación – 24º semana)

Hoy me reconocí muy agobiado, ya que me siento bombardeado con muchos mensajes o información, que se presentan como consejeros en mi vida cotidiana. Así fue que le pregunté a Dios: ¿A quién debo escuchar? ¿Cuál es la opinión que vale para dejarme aconsejar? ¡No puedo evitar oír o convivir con todo tipo de personas!

El Espíritu vino en auxilio de mi necesidad y me llevó a leer la historia de un personaje bíblico bastante desconocido e ignorado: “Caleb”, cuyo nombre significa valor, determinación, de tal manera que ¡Caracteriza a la persona que se aferra al Señor! Caleb era inseparable de Josué, representando así al que continuamente camina con el Señor haciendo caso omiso de las distracciones de la vida y del que dirán.

Caleb había acompañado a los espías al otro lado del Jordán, cuando el Espíritu Santo lo dirigió hacia Hebrón – que significa “el lugar de muerte.” Abraham y Sara estaban enterrados allí, como también Isaac y Jacob y los patriarcas, y años más tarde, el reino de David comenzaría allí. Con asombro Caleb escaló esa sagrada montaña y la fe inundó su alma. Él valoró ese santificado lugar, y desde ese momento en adelante, él quiso que Hebrón fuese su posesión.

– ¿Me podes dar mas detalles de sus actitudes?

– Yo lo conocí bien a Caleb y te puedo decir de que él “decidió ir detrás de Dios” (Números 14,24). Él nunca sucumbió al desánimo, y a sus ochenta y cinco años de edad él podía testificar: “Todavía estoy tan fuerte como el día en que Moisés me envió. Cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fortaleza para combatir, para salir y para entrar” (Josué 14,11).

¡En su vejez Caleb peleó su mayor batalla! “Dame, pues, ahora este monte [Hebrón]…” (14,12). “Josué entonces lo bendijo y dio a Caleb… a Hebrón por heredad” (14,13). “Por tanto, Hebrón vino a ser heredad de Caleb… por cuanto se había mantenido fiel al Dios de Israel” (14,14).

– Este hombre y su mensaje es impactante.

– No es suficiente el haber muerto al pecado – o haber tenido experiencia de plenitud alguna vez en el pasado. ¡Lo que necesitas es crecer en el Señor hasta el final! Es mantener la paz espiritual y la fuerza sin desmayar. ¡Es “decidir seguir a Dios” como si estuvieras en la vejez!

– ¿Qué significa Hebrón?

– Hebrón – la heredad de Caleb – significa ¡una compañía asociada!

– ¿Asociada con qué?

– ¡Con la muerte! No sólo la muerte al pecado en el Jordán, sino vivir en un lugar de muerte. ¡Vivir con aquellos asociados con la muerte y resurrección de Jesucristo! “Dame, pues, ahora ese monte” había orado Caleb. En otras palabras, “¡Dame este caminar de muerte a mi ‘yo egoísta’!” Fue aquí que Abraham había edificado un altar para sacrificar a su hijo, y era aquí que Caleb y su tribu vivirían, constantemente asociados con ese altar de un sacrificio vivo.

– Temo por las generaciones que vienen, al ver a mi hija crecer.

– Hijo, el seguir al Señor con todo su corazón produjo fe por Dios en los hijos de Caleb. ¡Mientras los hijos de las otras tribus transaron con el mundo y su idolatría, la familia de Caleb permaneció confiando solo en el Señor, como lo vieron en él!

El deseo de Jesús para vos es que entres a un lugar de descanso, gozo y paz pues yo soy llamado para estar a tu lado. Eso requiere seguirlo a El, “con todo tu corazón… y con todas tus fuerzas” (Marcos 12,30).

“Cualquier semejanza con tu realidad es pura Providencia” (dalugas@gmail.com).

469958513_O

Para meditar en comunidad o en la intimida de tu corazón:

-¿Sentiste alguna vez fatiga a la hora de seguir al Señor? ¿Lograste seguir con tu misión?

– ¿Cuáles son las cuestiones de tu comunidad que dificultan el crecimiento en la Fè? ¿Qué podrías hacer para continuar en este camino?

 

“Señor, danos el valor para seguirte hasta el final”

bocados_importer

-->