Caritas Buenos Aires

Bocados de ánimo: “Cuidados por el Poder de Dios" (Meditación – 71º semana)

Hoy, como todos los días, me levanté temprano para orar y luego de llevar a mi hija al colegio. Abrí mi Biblia y leí que Pedro dijo, “…son guardados por el poder de Dios, mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo final” (1 Pedro 1,5). Sentí que a través de esta profecía, Pedro me decía que Dios quiere revelar a su pueblo una vez más su poder cuidador, guardador. Entonces decidí pedirle a Pedro me explicara

– ¿Cómo sucede esto?

– Aún recuerdo cuando Cristo oró al Padre al pensar en nosotros: “Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba – cuidaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé y ninguno de ellos se perdió” (Juan 17,12). Los discípulos no nos guardamos a nosotros mismos en la voluntad de Dios, fuimos cuidados por un grandioso poder fuera de nosotros. No pudimos haber terminado ningún día sin el poder cuidadoso de Cristo.

– ¿Cómo hicieron para vivir en un mundo tan seductor como el actual?

– Qué gloriosa oración Cristo oró a nuestro favor: “No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal” (Juan 17,15).

En el Griego, la palabra guardar es muy expresiva. En 1 Pedro 1,5, ésta significa:

• Establecer un puesto militar.

• Guardar, resguardar, proteger con una guarnición.

• Establecer una fortaleza con una línea militar completa, con todas sus armas militares.

• Reconocer al enemigo por adelantado y proteger del peligro.

– Se me complica la similitud militar, a no ser que piense que la vida es una batalla.

– El Señor no es solamente una torre fuerte donde resguardarse, sino también establece en nosotros un puesto militar resguardado por un ejército completamente equipado. En mi época quería decir que nos convertimos en un poderoso puesto militar con ejércitos de soldados, caballos, carros listos para el combate, y con un centinela que desde la torre que ve venir al enemigo muy por adelantado.

– Cuándo Jesús dijo: “Guárdalos o presérvalos del mal o del maligno” ¿Qué quiso pedir?

– Jesús oró, “…que los guardes del mal” La palabra guardar significa:

• Liberar de un efecto o influencia de cualquier cosa mala, malvada, cruel, perjudicial, perturbador, malicioso, o perverso.

• Liberar del mismo Satanás y de todo lo que es corrupto o enfermo.

Si resumes todo lo anterior parecería demasiado bueno para creerlo. Somos un puesto militar de Dios, protegido por una armada espiritual equipada completamente con innumerables caballos, carros y soldados armados para la batalla, avisados de cada plan y artimaña del enemigo – totalmente resguardada contra Satanás y todos los poderes demoníacos en el universo.

– Ahora tal vez pueda entender lo que la Biblia quiere decir cuando afirma, “Mayor es el que está en ustedes, que el que está en el mundo” (1 Juan 4,4). Dije, para concluir.

PD: “Cualquier semejanza con tu realidad, es pura Providencia” (dalugas@gmail.com).

Para meditar en Comunidad o en el Silencio de tu Corazón:

– ¿De qué cosas le pedirías al Señor que te «guarde»? ¿De qué males?

– ¿Cuál o cuáles crees que son el enemigo de nuestra comunidad hoy en día?

«Señor, no temeré porque se que tu me guardas del mal con tu ejército espiritual»

caritasbsas

-->