Caritas Buenos Aires

Estatuto de Cáritas Argentina dispuesto por la Conferencia Episcopal Argentina para las Cáritas Diocesanas y Parroquiales:

PLANO DIOCESANO

COMISIÓN DIOCESANA

Artículo 14. La Comisión Diocesana de Cáritas es el organismo mediante el cual el Obispo anima y coordina la Pastoral Caritativa en la Diócesis. A los efectos de su identificación adicionará, en cada caso, el nombre de la Diócesis respectiva.

PRESIDENCIA E INTEGRACIÓN

Artículo 15. El Obispo es el Presidente de la Comisión Diocesana y designa los demás miembros: un Vicepresidente que ejercerá la representación permanente del Diocesano ante la Comisión; un Director, un Vicedirector y tantos vocales como estime necesario, entre quienes se designará un Secretario y un Tesorero.

DURACIÓN DEL MANDATO

Sin perjuicio de la facultad del Obispo para sustituirlos cuando lo considere conveniente, durarán en sus funciones tres años. Si durante el período fuera necesario aumentar su número o se produjeran vacantes, podrán ser cubiertas por el Obispo.

REUNIONES

Artículo 16. La Comisión Diocesana de Cáritas se reunirá, por lo menos, una vez por mes y para la validez de sus decisiones, se requerirá siempre la aprobación expresa del Presidente o quien lo represente. Anualmente convocará a una reunión a los representantes de los equipos parroquiales y zonales para estudiar problemas, buscar soluciones e intercambiar experiencias de interés común.

FUNCIONES

Artículo 17. La Comisión Diocesana de Cáritas cumple, entre otras, las siguientes funciones:
a) promover la creación de equipos parroquiales y zonales de Cáritas, animarlos y orientar su desarrollo
b) coordinar y colaborar con todas las instituciones de acción caritativa o social, para posibilitar el conocimiento mutuo de organizaciones y personas, la complementación de acciones, la mejor distribución de los recursos y el fortalecimiento del común espíritu de la caridad, respetando su autonomía y fines específicos;
c) abocarse al estudio y solución de las cuestiones diocesanas de asistencia y promoción humana y social que por su importancia o carácter excedan las posibilidades de las Cáritas parroquiales o sean comunes a varias parroquias, creando los departamentos ejecutivos que sean necesarios, y designando entre sus vocales, los responsables de ellos;
d) preparar y remitir anualmente a la Comisión Nacional, un informe sobre las actividades del período;
e) representar a Cáritas Argentina en el plano diocesano;
f) mantener relaciones con los organismos e instituciones diocesanas de otros credos o aconfesionales, con la aprobación expresa del Obispo;
g) convocar cada tres años a la Asamblea Diocesana, en fecha que concuerde con la renovación de sus miembros.

FONDOS

Artículo 18. La Comisión Diocesana de Cáritas, podrá administrar y disponer conforme a derecho, y bajo la responsabilidad del Obispo, todos los bienes y derechos que se halla capacitada para adquirir libremente, contrayendo asimismo las obligaciones que sean necesarias con entidades públicas o privadas, bancarias o de cualquier otro tipo. Contará para ello con los fondos provenientes de donaciones, suscripciones, colectas y subsidios recaudados en su propia jurisdicción o en otras jurisdicciones eclesiásticas, previo acuerdo de las mismas y con el excedente de bienes que las Cáritas parroquiales pongan a su disposición para distribuirlos entre las más necesitadas; con la tercera parte del total recaudado en la Diócesis en la Colecta Anual de Cáritas y con los otros medios aprobados por el Obispo. Podrá adquirir bienes inmuebles, disponer de ellos, gravarlos con hipoteca, y cualquier clase de derechos reales, pudiendo también, para cualquier acto que fuera menester, otorgar poderes especiales para determinados asuntos.

REPRESENTACIÓN LEGAL

Artículo 19. La representación legal de Cáritas Diocesana ante terceros y organismos estatales, será ejercida por el Presidente sin perjuicio de su facultad de delegar tal representación.

REUNIONES

Artículo 20. Cuando las circunstancias lo aconsejen o sea dispuesto por el Obispo, la Comisión Diocesana podrá convocar a reuniones especiales con fines de coordinación para la formación o la acción, a las instituciones mencionadas en el art. 17 inciso b), quienes asistirán por intermedio de su representante.

PLANO PARROQUIAL

EQUIPO PARROQUIAL

Artículo 21. Bajo la presidencia del Párroco se constituirá en cada Parroquia un Equipo de Cáritas Parroquial, mediante el cual aquél animará y coordinará la Pastoral Caritativa en la Parroquia.

COMPOSICIÓN Y DIRECCIÓN

Artículo 22. El Equipo Parroquial se compondrá por lo menos, de un Director y dos miembros, designados por el Párroco por un período de tres años, sin perjuicio de su facultad de removerlos.

REUNIONES

Artículo 23. El Equipo Parroquial se reunirá por lo menos una vez por mes, convocados por el Director y, de ser posible, con la asistencia del Párroco, sin cuya aprobación no serán válidas sus determinaciones.

FUNCIONES

Artículo 24. El Equipo Parroquial de Cáritas cumplirá entre otras, las siguientes funciones:
a) animar a todos los miembros de la comunidad parroquial en el sentido comunitario para que todos cumplan los deberes de justicia y caridad en la solución de los problemas de los necesitados;
b) promover la incorporación de estos mismos y de la juventud, capacitándola para que se integre a la acción de servicio en la caridad;
c) promover la coordinación con las instituciones de la parroquia, de acción caritativa o social, respetando su autonomía y fines específicos. Puede también, con el acuerdo del Párroco, o del Obispo en su caso, reunirse y coordinar su acción con asociaciones, instituciones y obras de otros credos o aconfesionales;
d) abocarse al estudio y solución de las cuestiones parroquiales de asistencia y promoción humana y social, para atender eficazmente las necesidades de las personas y de la comunidad;
e) preparar y remitir anualmente a la Comisión Diocesana un informe sobre las actividades del período;
f) nombrar los responsables de los servicios que juzgue oportuno crear.

FONDOS

Artículo 25. El Equipo Parroquial de Cáritas podrá administrar y disponer conforme a derecho, todos los bienes y derechos que se halla capacitado para adquirir libremente, contrayendo asimismo las obligaciones que sean necesarias con entidades públicas o privadas, bancarias o de cualquier otro tipo. Contará para ello con los fondos provenientes de donaciones, suscripciones, colectas y subsidios recaudados en la jurisdicción o en otras jurisdicciones eclesiásticas, previo acuerdo de las mismas; con la tercera parte del total recaudado en la Parroquia en la Colecta Anual de Cáritas Argentina, y con los otros medios aprobados por el Párroco, con los que podrá efectuar las inversiones que con el acuerdo de éste, se determinen. Los excedentes de bienes serán entregados a Cáritas Diocesana para su redistribución entre las Cáritas Parroquiales más necesitadas.

-->